Romance en relaciones estables


romance-relaciones-estables

 

Me parecía interesante, y más a raíz de una conversación con De la Mancha, comentar por escrito mi experiencia en romance dentro de mis relaciones estables, pues he tenido bastantes «novias» a lo largo de mi vida. Si bien al final esas relaciones acabaron, fueron grandes parejas, solo que duraron un tiempo finito. Pero a lo que vamos. Me gustaría comentaros lo que denominaremos «bombas de romance», o anécdotas y consejos, que hicieron que mis parejas se derritieran ante las emociones que esas situaciones les producían. Ahí van unos ejemplos, espero que os ayuden, y también sirvan para sacar esa creatividad que todos tenemos.

 

1) Debido a que fui militar, en la instrucción, las chicas dormían separadas de los chicos, en un barracón vigilado por una suboficial con cara de necesitar bastante más que sexo. Yo empecé a salir y a acostarme con una compañera que dormía allí, muy guapa y bastante mayor que yo (7 años). Decidí marcarme el punto y cuando llevábamos unos 15 días, quería aprovechar el fin de semana que ambos librábamos para llevarla a un hotel de la sierra, y fundir látex que aquello daría gloria verlo. Pero no podía decírselo así….asique me lo curré. Le escribí un poema de cuatro versos de mi cosecha, no recuerdo cómo era exactamente, pero básicamente decía que no tenía valor para decirla lo que siento, y recuerdo que al final acababa con un «Te quiero».

Ojo, la chica era mayor que yo, quería una relación estable, y estaba muy buena, asique había que quemar los cartuchos rápidos en un sitio donde había 32 hombres por cada mujer. Así que cogí una flor con un significado especial para ella, un clavel rojo, y me quise colar en el barracón de mujeres… tarea imposible. Como en una película americana, convencí a la suboficial contándole la historia (se moría de envidia y soltaba muchos suspiros mientras se lo contaba), me dejó pasar, y encima de la almohada de la chica coloqué la tarjeta con el poema y el clavel. Cuando ella lo vio, ya lo habían leído la mitad de las chicas de la compañía, pero no importó. Se moría de ganas por pasar el fin de semana en mi compañía. Y aquí viene lo bueno. Después de estar en el hotel, desnudarnos muy despacio, devorarnos a besos y borrarnos los tatuajes a caricias, empezamos de manera muy despacio con el sexo, yo encima de ella, y me acerqué a su oreja, y mientras yo mantenía el ritmo muy despacio, le recité el poema de memoria al oído mientras ella arqueaba su espalda y se le erizaba toda la piel. Me contestó un «… y… yo… a ti… » . En serio chicos, uno de los momentos más románticos de mi vida.

 

2) Otra chica, que en esta ocasión trabajaba de teleoperadora en una empresa de taxis. Hacía un par de semanas que no nos veíamos, y llevábamos como unos dos meses saliendo. Me apetecía darle una sorpresa bestial, pero no tenía mucho dinero. Así que robé flores de un parque para hacer un ramo precioso (táctica sucia, pero así es el karma… ), logré escaparme del trabajo lo justo para llegar a su trabajo, subir las escaleras delante de todo el mundo, buscar su gabinete, acercarme por detrás, darle el ramo ante la atónita mirada de sus compañeras y los ojos como plato de ella (seguía atendiendo una llamada) y le puse el ramo entre sus manos y la besé. Ella no supo que decir, pues estaba trabajando y totalmente sorprendida, pero yo me fui sin decirle nada ni hacer nada más… todavía no había Whatsapp, pero me mandó unos SMS’s brutales, y esa noche fue ella la que me vino a buscar a mí…

 

Resumiendo, que para una relación estable, con poco dinero se pueden hacer maravillas para que nuestras amigas disfruten de cada segundo de la relación, nos echen de menos cuando no estemos, y nos pongan por encima de todos los hombres con los que han estado antes, pues nosotros, podemos sorprenderlas, extasiarlas, robarles toda la atención, y sobre todo y más importante….hacerlas sentir un volcán de emociones, una bomba de sentimientos y química en su cerebro, que jamás hayan experimentado….

Yo soy capaz. ¿Acaso crees que tú no?

 

Titan.

 

Seducción Práctica

Seducción Práctica es un equipo de especialistas dedicados profesionalmente al coaching de habilidades sociales en seducción. Como empresa, se divide en cuatro departamentos complementarios entre sí, para en su conjunto, aunar a los mejores instructores especialistas del sector.
Consultar nuestros cursos »
Seducción Práctica

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.