Jorge Rubio


.

¿Y si realmente te preguntaras por qué te arreglas cuando vas a salir? ¿Por qué decides afeitarte o perfumarte? ¿Por qué eliges peinarte de diferente forma o maquillarte de tal modo? ¿O por qué intentas combinar ciertos colores al vestir?

La respuesta más común suele estar relacionada con «tener una buena imagen».

Todo son elecciones, puedes elegir cuánto cuidas tu salud, prestar atención a como vistes o no, ir mal afeitado o maquillada, con el pelo despeinado, incluso que te de igual cómo te comunicas… pero el conjunto de todos estos aspectos están diciendo en voz alta al resto si eres una persona que se cuida, que se quiere y el grado de respeto que te tienes a ti mismo. Si queremos que nos respeten y nos deseen otras personas tenemos que empezar por nosotros.

La imagen es un recurso importantísimo que ayuda a potenciar tanto a individuos como a entidades, y va mucho más allá de la apariencia física.

Recuerda que tú eres tu activo más valioso, y siempre serás tu propia mejor inversión.

Conmigo no solo aprenderás a favorecer tu imagen, sino que también profundizaremos en cómo eres y en lo que estas proyectando en este momento. Te darás cuenta de si esa imagen esta en armonía con lo que eres y te ayudare a ver formas de proyectarla mejor.

Por supuesto, nunca nos vamos a olvidar de dar congruencia y sentido a todo el proceso, para que además, nos sintamos orgullosos y felices de ser quienes somos.