Odyssea


Hubo un momento en el que comprendí que la vida es un proceso de desarrollo personal donde todo se extrapola, en el que cada acción cuenta y te hace mejorar. Entonces fue cuando perdí el miedo y experimenté una búsqueda de sensaciones, conocimientos y experiencias intensas e irrepetibles que me han conducido hasta lo que soy ahora. Y por encima de todo, no me ha faltado diversión.

En algún momento querrás algo con fuerza, y te aferrarás a ello. Algo cobrará sentido en tu cabeza y necesitarás trascender y salir de tu zona de confort para conseguir todo aquello que realmente quieres en lugar de lo que se te ha dicho que debes querer, para ser tú. Tendrás que renunciar a todo lo que dabas por hecho, a la pasividad, al conformismo y al derrotismo. De repente, el mundo ya no será algo invariable ni podrás basarte en las estructuras estáticas con las que habías crecido. Tendrás que luchar por ello y será duro, pero merecerá la pena.

Aprender sobre seducción es un camino que te permite evolucionar como persona, saber quién eres, comprender a otros, descubrir factores clave en las relaciones, ser capaz de analizar las conductas, responder muchos de esos “por qué” que van apareciendo, identificar los anhelos de alguien, saber qué dar o qué esperar, y de adquirir la capacidad de aplicar lo aprendido para ayudar a otros. Pero va más allá, es mucho más de lo que parece. Es un arte y un estilo de vida que aporta un sentido adaptativo en constante redimensión, es una interacción constante a todos los niveles, en la que el Yo se conecta con todo lo que le rodea, y  en la que se hace posible que la esencia de dos personas pueda llegar a tocarse, hasta la posibilidad del vínculo intenso en el que ambos se fusionan y dejan de aportar como personas individuales para crear algo único.

Mi lema, “Si juegas con fuego, usa unas buenas gafas de Sol”. Significa que si realmente quieres vivirlo con intensidad, céntrate en ser capaz de no perderte ni un solo matiz, porque cada instante es irrepetible. No temas hacer lo que ansías con toda tu voluntad si no deseas arrepentirte al mirar atrás.

Siempre que quieras, podemos acompañarte en este camino y apoyarte en tu crecimiento personal. Cuando empieces a andar, no querrás quedarte atrás.