La diferencia entre sexualizar y generar atracción 1


diferencia-sexualizar-generar-atraccion

 

Este artículo trata sobre una de las confusiones más grandes y más graves entre los sargeadores.

Muchas veces, he escuchado la siguiente frase: “Mi problema es que no se me da bien sexualizar”. Pues bien, si sueles tener esto en mente, tengo que comunicarte algo, es más que probable que ese no sea tu problema, por mucho que hayas leído o practicado, tu problema es que a día de hoy, todavía no sabes por dónde van los tiros.

De todas formas, lo que te planteas es algo muy común, es un tema bastante ambiguo, y muchas veces genera confusión, así que no hay por qué preocuparse.

 

Lo primero que hay que tener claro, es que sexualizar, es solo una forma de generar atracción directa… y que antes de poder sexualizar con una chica, tienes que haber generado atracción indirecta en ella. Si no lo haces en este orden, lo normal es que aparezca algún tipo de objeción.

Me explico mejor:

Para que un chico pueda mostrar interés sexual por una chica, a la chica le tiene que haber empezado a gustar antes, de no ser así, lo que se genera es rechazo. Es así de simple, alguien que no te gusta o no te atrae, no vas a querer que sexualice contigo, porque no le ves como alguien con el que te gustaría intimar.

 

Ahora bien, ¿cómo se genera atracción indirecta en una chica?

Como apenas se habla de ello en los libros, la gente tiende a confundir ambas cosas. A grandes rasgos, para generar atracción en una chica sin manifestar nuestro interés sexual o romántico, los aspectos más importantes serían los siguientes:

 

  • Nuestro lenguaje no verbal. Es el reflejo instintivo de nuestras creencias, y en definitiva, de lo que somos como persona. De la Mancha ha escrito varios artículos hablando de ello, te animo a que te los leas con detenimiento.

 

  • Nuestra presencia. Ésta es la imagen global que transmitimos como persona, y en ella influye absolutamente todo, cómo vestimos, nuestros rasgos faciales, nuestro peinado, lo arreglados y aseados que estamos, nuestro físico (el ejercicio que hacemos, lo que comemos, lo fuertes que estamos)…

 

  • Ciertas creencias y actitudes conversacionales. Aquí podríamos englobar, el saber meterse con ella de forma divertida, ser seguros de nosotros mismos y llevar las cosas a nuestro terreno, tener buenas virtudes y saber cómo explotarlas, ser ingenioso y saber cómo aplicarlo en una conversación…

 

Como hemos dicho antes, sexualizar con una chica genera atracción, de la misma forma que también lo hace el saber cualificar a una chica de forma efectiva, pero párate a pensar una cosa.

Imagínate que sexualiza contigo o te cualifica una chica que conozcas con la que no te acostarías ni en sueños, recréate en esa sensación. Cuanto menos, un escalofrío poco agradable. Solo así, te puedes hacer una idea de cómo se siente una chica a la que no le gustas cuando sexualizas con ella.

Porque lo que esa chica quiere, es que sexualice con ella, y que la cualifique, el chico que le gusta, no el buenecito de turno.

 

Ha quedado claro, ¿no?

 

Aquiles

Acerca de Aquiles

Director estratégico de SP. Formador en habilidades sociales y emocionales, compagina su labor profesional como arquitecto con una de sus grandes pasiones: la seducción. Se ha especializado en juego diurno y nutrición, destacando su habilidad para conseguir que cada persona incorpore el sargeo a su estilo de vida. Consultar sus cursos »

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “La diferencia entre sexualizar y generar atracción