Los Besos


los-besos

 

Muchos me preguntan qué movimientos hago para recibir o dar besos a las chicas con quienes interactúo. En mi método, no son grandes movimientos. Surgen, es divertido. Nacen fluidamente y colaboran en la afinidad que estoy creando entre ella y yo.

Los no experimentados, si tienen citas, esperan a que ésta acabe para realizar el gran movimiento. Si la chica rechaza el beso, vuelven a casa decepcionados.

Pero esto no tiene porqué ser así. Los besos forman la sólida unión del acercamiento gradual que estás creando entre ella y tú. Dale el beso cuando quieras, pero tiene que ser acorde a tu situación real. Si no es el momento, dale tiempo y calibra. Inténtalo luego, seguro que si se lo planteas de forma divertida accede más fácilmente. Yo les chupo la cara si me dicen algo reprochable. Antes ya les había dicho que no eran mi tipo, ¿qué más da?

Piensa que los besos te hacen avanzar en tu escalada física. De hecho, forman escalada física en sí mismos. Utilízalos para crear afinidad. No la beses porque te la quieres llevar a tu casa y le quieres demostrar que estás muy excitado. Eso, no es fluido. (A no ser que utilices las herramientas que te brindan mis compañeros de equipo, y ahí tienes todo mi permiso). Pero estás leyendo mi artículo, y mi método no trata esos asuntos.

¿De qué manera puedes besarla?

Hay muchos tipos de besos. Te conviene que los primeros sean cortos, no les des matices sexuales.
Besa sin demasiada intensidad, dale tiempo. Ella, será quien pueda reiniciar besos más intensos. Si lo hace demasiado pronto, frénala (a no ser que quieras realizar un fiuno). Recomiendo que si tienes intención de verla más adelante, no tengas prisa de ningún tipo. Disfruta.

 

Seducción Práctica

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.