La exclusividad, nuestro tesoro más preciado


Este es un artículo que tenía pensado escribir desde hace tiempo, pero se ha materializado, sobre todo, gracias a una conversación que tuve con varios miembros del MSL, un saludo para ellos.

.

exclusividad-nuestro-tesoro

 

El gran avance que está experimentando la libertad sexual de la mujer, a día de hoy, es uno de los grandes logros de nuestro tiempo… sin embargo, es algo que a nivel social, no se cambia de la noche a la mañana. Y es aquí donde nacen los problemas.

Cualquier chica, por muy liberal que sea, cuando encuentra a ese hombre que de verdad le llena, por regla general va a tender a desear una relación exclusiva, esto es algo lógico, y aplicable para ambos sexos.

Pues bien, hay muchos hombres, que no entienden esta dualidad.

Tú puedes querer tener sexo sin compromiso con una o varias chicas a la vez, pero si alguna de ellas te pide que la cosa vaya a mas, y tú no lo sientes de la misma forma, nadie te está diciendo que tengas que empezar obligatoriamente una relación exclusiva con ella, en la que puede que te sientas atado o frustrado, ni que te tengas que cerrar en banda porque desde el primer momento tú tenías claro que no ibas a ceder un palmo de tu libertad.

No todo tiene que ser blanco, o negro… y aquí, es donde empieza la magia.

 

Hablando desde el “lado oscuro” de la fuerza… creo que el problema principal, es que las chicas tienen muy claro que su tesoro más valioso es el sexo, pero muchos de nosotros, no sabemos cuál es el nuestro. No estoy hablando de cuál es nuestra mejor cualidad, sino de qué es lo más poderoso que tenemos a nivel fáctico: Nuestra Exclusividad.

 

Para las chicas de 2014, y sobre todo cuando son ellas las que te lo están pidiendo, negarles de forma tajante y rotunda tu exclusividad, equivale a un “ultrasolamigueo” por nuestra parte. Es como si una chica nos obligase a quedar con ella solo para dar paseos e irnos a cenar, ni jugueteo, ni besos, y ni mucho menos sexo. Y no es el típico caso en el que después le haces el lío, superas la RUM… no te va a dejar, no, nunca.

Le estamos negando sus sueños y sus deseos más internos y arraigados, es como decirle que no quieres que sea una chica para ti, que quieres que para ti sea una zorra, y solo eso. Por eso, yo lo que suelo hacer ante esta situación, es decirles que me gustaría que verla como (mi novia, que la cosa vaya a mas… según el caso), pero que por unos u otros motivos, me cuesta verla como tal.

Si pensamos un poco, todos sabemos por qué motivos a cierta chica no somos capaces de verla como nuestra novia, al menos no a día de hoy. Soy de los que piensa que todo el mundo puede cambiar para mejor, y si yo hace años no hubiese sido capaz de enamorar a esa chica en concreto, ¿por qué ella no va a ser capaz de enamorarme en un futuro?

Con esto, en vez de negarle sus sueños, lo que hago es reconducirlos, ella se esforzará por gustarme más, y por ser mejor persona de lo que es en general, y aunque se pueda ver como mi novia, en el fondo sabe que yo, al menos a día de hoy, no la veo de la misma manera.

 

Me imagino que habrá gente que no esté de acuerdo con las cosas que digo, que le choquen un poco, o mucho… pido disculpas de antemano si ofendo a alguien. Pero al menos a mí, se me ocurren pocas formas de hacerte sentir más infeliz, que negarte por completo tus deseos más intensos y arraigados.

Si yo tuviese el control sobre ti, y te dijese: “Nunca vas a ser un ligón, y en el sargeo, nunca vas a llegar a las metas que te has propuesto, es más, me voy a encargar expresamente de que eso nunca llegue a suceder”

 

¿Cómo te sentirías?

 

Dédalo.

Seducción Práctica

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.