Seducción con PNL: el poder de tus palabras


palabras-frases-seduccion-ligar

Prácticamente el principal fundamento de la PNL es éste: Detrás de cada palabra que usamos al comunicarnos (tanto que nos decimos como que nos dicen) nos hacemos una representación mental, y si la cambiamos tendremos nuevos resultados, así de sencillo.

Todo problema que tengo yo lo alimento, si no, se caería por su propio peso.

Lo alimento a través del dialogo interno en mi cabeza, y ese dialogo está compuesto de palabras, que ademas usamos en el lenguaje para comunicarnos… así que según las palabras que use, me representaré mentalmente la situación de una manera o de otra.

La PNL nació también del estudio del lenguaje, intentando crear un modelo del éxito se dieron cuenta del poder que tenían las palabras sobre nosotros. Cada palabra cada uno se la representa de una manera, de aquí que cada decisión, creencia o valor, está llena de palabras, y tendrá tantas formas de representárla como individuos haya. Los creadores de la PNL llegaron a la conclusión de que cualquier cambio en CÓMO nos representamos las cosas llevaría consigo una nueva forma de sentir.

Aplicándolo a nuestro ámbito, podemos decir que todo seductor que empieza a mejorar o que ya es bueno en esto es porque aunque ni se dé cuenta esta produciendo cambios en cómo se representa su interacción con una mujer. Estos cambios se realizan dentro de su mente, y en la inmensa mayoría de los casos es a nivel inconsciente…

Se puede cambiar de muchísimas formas, pero todas tienen en común «un cambio en CÓMO nos representamos las cosas».

Pongamos un EJEMPLO PRÁCTICO: si yo escribo la palabra “toro” y te pregunto «¿cómo te representas mentalmente un toro?, descríbemelo«, cada persona se lo representará mentalmente de una forma. Unos puede imaginarse un toro pequeñito, juguetón, tranquilo, que parece calmado… y otros puede imaginárselo grande, bravucón, peligroso, con una cornamenta afilada…

Esta forma de representárnoslo puede hacer que unos tenga más temor a los toros y los otros le tengan menos temor. Y todo nace con una representación interna, si tienes miedo a algún animal párate un segundo y pregúntate ¿cómo me lo estoy representando?. Para que te ayude, imagínate que tienes delante de ti a ese animal, ¿cómo lo ves?, ¿qué oyes?, ¿qué sensaciones te produce?, ¿dónde te las produce?…

Una vez que tengas la imagen definida, rica en detalles de cómo te la representas, prueba a hacer cambios con esa imagen: haz al animal más pequeño y a ti más grande, saca mentalmente fuera la sensación, imagina que la giras 180º y la vuelves a meter dentro de ti, modifica el rostro del animal y hazlo más sonriente, hazlo más borroso, si está delante de ti ponlo a un lado, difumina la imagen, aléjalo… y examina cómo te sientes ahora respecto a ese animal después de realizar estos pasos.

Este sencillísimo ejercicio de PNL se puede aplicar a la seducción, realizando los mismos pasos. En el próximo post os daré algunos ejercicios para que practiquéis y sintáis por vosotros mismos como empieza a desatarse el cambio.

 

Alchemyst

Alchemyst

Acerca de Alchemyst

Co-fundador de SP. Más de 12 años profundizando en las herramientas y técnicas que hacen posible que las personas cambien. Investiga y aplica sus conocimientos especializándose en inteligencia emocional, PNL y motivación. Fruto de su pasión por la lingüística y de cómo ésta afecta a las emociones crea Ingeniería Verbal. Consultar sus cursos »

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.